lunes, 8 de agosto de 2016

Gente negativa


Hacía tiempos que no me encontraba con este tipo de personas. 
Como no soy psicóloga no sé exactamente cómo definirlas.


Me refiero a esas personas que, cuando tú les dices algo o (apoyándonos en las nuevas tecnologías), tú les escribes algo en el whatsapp, chat..., lo interpretan a su manera. Y basándose en lo que tienen en su mente, preparan una historia particular que nada tiene que ver con lo planteado en un principio y desemboca al final en una discusión que no sabes ni por qué estás discutiendo. Para al final acabar diciéndote aquello de: "Cómo te pones por nada" o ""¿has visto cómo te has puesto?" etc.

Para al final, acabar la "batalla campal" como si no "hubiesen roto un plato".

¡¡Y resulta que tú, estabas tan tranquilx con tus cosas!!

Es cierto: no todas las personas nos expresamos de igual manera, pero cuando a estas personas les preguntas o les pides alguna explicación sobre algo se ponen a la defensiva por todo y sus frases y respuestas son punzantes e hirientes y cuando les dices lo molestas que son, te recriminan que tus respuestas también... (¡¡en estas situaciones hay varias opciones: dejarles plantadxs, responder o callar y como los demás somos personas, reaccionamos como podemos en cada caso!!)

Sin embargo cuando ellos te oyen a ti, interpretan, y nunca preguntan o sino te atosigan y atosigan.
Y ambas cosas pueden llegar a ser un agobio y un peligro.

Hace un tiempo me encontré con una persona así, con un perfil muy característico y una buena amiga psicóloga me indicó que obviará los comentarios de esta persona y lo evitara todo lo posible. Como la relación que mantenía lo permitía, empecé a alejarme y poco a poco, esta comenzó a diluirse.

Me decía la psicóloga que lo que más les gusta a este tipo de perfiles son las respuestas que les damos el resto de los mortales a las provocaciones que nos mandan y que son como "leña" para alimentar "su fuego". Es difícil mantener "el tipo" a provocaciones directas pero hay que luchar y mantenerse firme.

Como dijo aquel: "En boca cerrada no entran moscas", bien pues en estos casos viene bien... o no... pues a veces no responder en sí también es una provocación para este tipo de personas.

Hace poco me he encontrado con otra persona que "suelta" por su boca lo primero que le viene en gana y hay que escucharle siempre, interrumpe cada vez que hablas. Interpreta también los mensajes según lo que tenga en mente, lo cual es muy peligroso. Tiende a gritar cuando habla. Y cuando le preguntas, se pone a la defensiva.

Este a diferencia del anterior, es que está más versado y sabe hablar mejor. Le da la vuelta a todo lo que tú dices, repitiéndolo en palabras suyas y dirigido hacia ti para al final parecer tú la causa.

Al tener una buena dialéctica, intenta tergiversar la conversación para llevarla a su terreno y hacerte ver lo equivocadx que estás tú, (todxs nos equivocamos, ¡claro!)

Lo peor, es que dice "controlarse" y tú aguantas y aguantas, pero en alguan ocasión hay que aclarar las cosas y el colmo... es que me hablen del "efecto espejo"...

El estilo es el común: continuas interrupciones en la conversación cuando hablas, le tienes que pedir por favor las cosas porque sino se ofende pero esa persona no lo hace, no se puede utilizar una broma porque se ofende pero el "dardo" lanzado por su parte era de broma.
Las frases: "Eso lo mal interpretaste tú", "te expresas mal", "mira tus gestos",  etc.
Frases hirientes constantes que cuando intentas parar vuelta a empezar con todo...

¡¡Es muy cansino!!
Porque no se puede conversar bien con estas personas, solo se logra mantener el tipo si tú te callas y mantienes una actitud sumisa en la que el otro sienta que "controla".

Y lo peor de todo, es que si ve que no acaba de llegar hondo contigo, trae algo que tiene guardado en la recámara, de tiempos pasados, para clavar el estoque final, para "hacerte un favor" incluso incluyendo a terceras personas, lo cual creo que no es una buena acción por su parte.

¡¡Qué peligro de gente!!
Porque en estas circunstancias,
es muy normal cometer errores por mucho que uno intente mantener el tipo y
solo cuando consiguen hacerte "caer" se relajan.

Tengo muy claro que para llegar a ser #amaialasonrisafeliz no se llega soltando sapos y culebras por doquier, ni dardos hirientes.
Ya se que soy una persona con multidud de fallos (¡¡es que soy humana!!, je je je)

Ser #amaialasonrisafeliz se logra cada día:
- aprendiendo de los fallos
- superando los obstáculos, (propios y de fuera),
- curando heridas,
- limpiando suciedades mentales y del espíritu...
Y este proceso no para nunca, es diario.
Y sobre todo, apartando de mi, de mi entorno, de mi casa y de mi familia todo lo negativo que me vaya encontrando por el camino.

¿Te has encontrado tú con este tipo de personas?
¿Cómo consigues "salvar el tipo"?